Tuesday, May 23, 2017

Cómo ser la peor persona del mundo o algo parecido.


Y sé que es algo difícil si tomamos en cuenta de que vivimos en la era de Trump y de Peña Nieto. Pero pon tú, que este es tu máximo sueño, solo que no eres de esos que les gusta la atención masiva. Que eres más…. más como Salinas. Así que si es así, esta cosa que sale de mi cabeza es para ti. Si no quieres ser la peor persona del mundo, entonces solo checa que no seas parte de los siguientes puntos, porque muchas veces esto de ser la peor persona del mundo, se da de manera natural.
It’s in your genes man!.
  1. Cuenta los finales. Todos los finales cuentan, cuéntalos TODOS. Trata de estar en todos los lugares donde se hable de la última temporada de GOT, el final de Star Wars episode 8. Infórmate ve tutoriales y teorías. Trata siempre de ir un paso más adelante y si alguien no te escucha deja notas. Tuitea. Utiliza memes de perritos con globos de textos que cuenten los finales, de esta manera llamarás la atención y nadie creerá que eres capaz de decirlo de otras formas. Crea eventos de facebook y lo posteas una vez que tengas la cantidad de gente afectada. Haz lo que tu cabeza te ayude a lograr.
  2. Superiorízate. Estudia de más. Ten siempre google a la mano y ten la respuesta para todo. Pero recuerda que esto no sirve de nada, si no lo acompañas de una humillación gigantesca aunque estés hablando de microcosmos del mundo animal. Tienes que actuar como si fuera lo más común de saber porque es ahí donde te ganas tu “humildad” y puedes defenderte. Y no escatimes en cualquier tema. Recuerda que todos podemos ser padres, biólogos, doctores, arquitectos y fotógrafos con solo leer un poco. No olvides ser vegano, vegetariano y ex fumador al mismo tiempo. Habla de cómo te superas a ti mismo yendo siempre más allá. No te preocupes porque al final puedes volver a ser carnívoro. Se trata de probar y saber qué le cae mejor a tu cuerpo y tener la verdad absoluta, no se puede ir por todas partes sin probar nada en la vida y eso te da veracidad o más acumulamiento de odio.
  3. Redes Sociales. Sé honesto. Sí, honesto en cada oportunidad. Si una amiga tuya se ve gorda, díselo. Si un bebé es feo (porque la mayoría lo son) Dilo. Si crees que alguien trata mejor a su perro que a las personas, ve por ellos y díselo. Ataca la doble moral. Sé el mejor troll de la historia y persigue a tus amigos, porque son ellos los más cercanos a odiarte. Taggea a tus amigos en posiciones culposas. Aún cuando la foto sea un malentendido hazlo, total tú qué culpa tienes de las perspectivas. Vende cosas por internet y taggea a todos tus amigos en ellas. No importa si es un dildo, un oso de peluche o una simple taza. Hazlo y entre más ridículas mejor.
  4. Colecciona. Todos tienen un objeto deseado. Así que sé coleccionista de eso que otros quieren. No tiene que ser solo objetos materiales, sino también pueden ser experiencias. Sé el último al que la abuela antes de morir, le habló. ¿La abuela de quién? Qué importa. Sé tú. Sé el primero en ver a la chica de los sueños ajenos. Sé el último en comprar el boleto para el tren, para el avión, para el concierto. Sé el último en decir una palabra.
  5. Aconseja. Como una persona que vive y sabe de todo, tienes que ser el que aconseja a todos. De lo que sea. Así que no importa si sabes del tema o no. Sé ese el que tiene la palabra para decir todo momento. No dejes hablar a nadie más. Recuerda que ellos no tienen una misión y tú sí.
  6. Sé racista alternativo. Odiar a las minorías es muy mainstream. Odia a los blancos, a los ateos, a los que comen gluten, los que aman los unicornios, los que creen en los derechos humanos. Llénate de argumentos que los hagan ver como lo peor del mundo. Como esos que dicen que tener los ojos claros es una aberración de la naturaleza humana y que son propensos a tener cataratas. Así tiene que ser. De igual forma los que son ateos, no pueden dejar su fe a creer en sí mismos, porque hasta ellos fallan. Los que comen gluten, qué asco de personas llenándose la panza de comida que les hace mal. No odies lo que odian todos, busca tu propio odio.
  7. Sé tierno. Hablar con diminutivos, decirle criaturas a tus compañeros de trabajo. Escribir y al final poner una carita feliz :) . Es importante que se note que amas la vida y que quieres que todo el mundo sea feliz. Dile cosas a las personas para levantar su humor, aún aunque se les haya muerto un familiar, tu deber es estar ahí para recordarles que la vida es hermosa y que podrían tener un momento increíble viviendo todo al máximo.
  8. Sé tu propio Paulo Cohelo. Habla con frases de la vida y siempre ten una para cuando se necesite. Es indispensable saber en todo momento que hay una frase tuya, casi tuya que espera a ser escuchada. Recuerda que tus palabras son poesía y no te quedes esperando a que alguien platique, puedes postearlas todo el tiempo, porque a todo el mundo le importa ¿no?
  9. Ten huevos. Y nunca te equivocarás. Así que no dejes que nada te detenga a ser ese ser que quieres. Recuerda que no solo tienes la última palabra, sino la que vale más que todas. Tienes el poder y el derecho de corregir a los demás porque su vida es una basura que necesita entrar al reciclaje de tu cerebro. Sigue adelante y ten los huevos suficientes de aportar y corregir este post.

Tuesday, August 25, 2015

De aquí pa' dónde.

Llegar a los 30's no sólo es una edad donde te comienza a dar miedo que engordes o te pongas viejo. Es mucho más. Más allá del "¿Cuál es el legado que dejaré en la vida?" "No he plantado un árbol, ni escrito el libro y del hijo ni hablamos". Llega ese momento crudo e infeliz donde ves tu recibo de honorarios. Y es eso, lo que define lo que realmente pasa en los 30's.
Y ahí estás, tú, el recibo y unos números:  lo ves, lo analizas, lo volteas a ver si de casualidad aumentan los números, porqué si has crecido laboralmente y tu recibo al parecer no, ¿Alguien no está madurando del todo?.  Y es ahí cuando te das cuenta de que todos estos años la creatividad no cobra factura. La publicidad sí, pero no en tus recibos, claramente y entonces comienzas a moverte ya en tu propio rumbo. Porque ahora que tienes esa edad, sabes que no puedes darte el lujo de seguir dejando "gratis" cosas que deberías cobrar. Y entonces comienzas a analizar el número del seguro médico, el del fondo de ahorro, el del IMSS, cada numerito, cada centavo para saber lo que vales ahorita y suponer un lo que deberías valer. O algo así. Y entonces al pasar las horas: lloras, te das cuenta de que el glamour publicitarios se ha acabado y sigues llorando comenzando a rascarte con las mismas uñas tu propio trabajo con tus propias conclusiones para subir y buscar que se igualen esos números a tu verdadero trabajo.

¿Pasará?


Ja!.
Y como se trata de publicidad y no la rosa de Guadalupe: emigras.
De eso se tratan los 30's de crecer contigo todo el tiempo, de hacer tu propio círculo de vida y dejar atrás ese "glamour laboral" que se descuenta de la nómina pero que al final no es parte de lo que eres capaz de hacer.



Friday, June 21, 2013

Enamórate como Italiano.

Esta semana en Barcelona un italiano me persiguió por todo un museo.
Al salir del museo me siguió hasta la entrada del metro. Yo pensé que me iba a asaltar o algo, pero no, me invitó a cenar y por cervezas. Y como buen italiano se me lanzó a los besos. Me regaló un elefante que le compró a un pakistán o sabrá Dios que era. Y al pasar el rato, después de un tiempo me fui a mi casa.
Pasaron los días y desde ahí me escribe en facebook. No me acosté con él, porque el problema del lenguaje era complicado. Más bien tenía ese no sé qué que cada que hablaba yo pensaba en un eterno "mejor cállate".
y bueno, claro que no sabe hablar español, y bueno nos comunicamos con señas y dibujos, sólo sabe decir unas cuántas palabras en inglés: "I want to eat your pussy".

Y así el turn off.

Sunday, February 12, 2012

La mano roja.

Simplemente porque iba caminando no sabía que iba a tener un color entre sus pieles. ¿Quién le dijo que podía pensar en cambiar de tono? Y es que después de todo es una mano.
Una que supuestamente no debe tener vida propia, no debe de moverse si no lo digo, no debe de tener impulsos, porque es una mano, es mi mano y debe actuar como yo.
Pero... a veces nacen manos para moverse solas. Es como si parte de ellas reclamara independencia. De hecho tienen memoria propia como para reconocer un cuerpo e incluso para moverse por un piano. Saben en dónde tocar.
Una mano con mejor memoria y me llevó a recorrer el camino hacia tus piernas.

Échale la culpa a ella.

Wednesday, December 28, 2011

El cholo decente.

Es muy común que en Sonora lleguen cholos a pedirte dinero, cigarros o del cafecito que te estás tomando. Pero lo que ellos no saben es hasta dónde uno puede llegar cuando le agarras confianza al cholo. Porque realmente ellos no son los peligrosos. ¿O sí? Bueno cada quien... pero una no es bronca nomás de dialecto.

- Me regalas un cigarro. Dijo el cholo por tercera vez consecutiva en tres días.
- Claro, ¿me regalas mona?.
- ¿Qué?
- Te doy un cigarro, si me regalas mona.
- ¿Te quieres monear?
- Ajá.
- ¿Aquí?
- Si we.. ¿qué tiene? es temprano hay gente.
- Ah no ma.. tas bien pinchi loca.

Y de ahí jamás ha vuelto a pedirme cigarros. El loquito me esquiva y yo le sonrío de lejos.

Tuesday, August 23, 2011

El chiapaneco

Esta no es una historia impresionante.
No tiene trama, no tiene un nudo, ni final feliz, ni calambre (siempre lo ligo lo feliz al calambre, gracias DF).
Es sólo que hoy caminé por Reforma, para ver las ramas y la gente que va caminando como yo de manera oficinista ( bueno ellos con portafolio, pero lo notas porque la mayoría o va en grupo platicando con sus "simis" o van solos por la calle como si nadie más existiera, apresurando el paso y cuidándose el bolsillo) Bueno... así iba yo caminando sin mirar a nadie y solo prestando mi atención a las ramitas de los árboles, y no es que no me fije en los carros que van a cruzar.. bueno ok no me fijo la verdad. Sigo a los demás mientras caminando. Pero bueno estaba viendo las ramitas de los árboles moverse con el viento, una cosa que me gusta mucho hacer porque claramente ves la danza de las hojas bailando "ve tú a saber" qué canción, pero lo hacen igual que los borrachos que bailan sin música. Una cosa así.

En eso un hombre se cruza la calle desafiando a el tráfico y los carros. Cuál hombre de acero los pasa todos. Su compañero: claramente un albañil me dice:
- Y que se nos va.
"Valiente el muchacho" le digo yo y volteo a ver las hojas.
El tipo me ve y me dice:
- Oiga ¿usted habla inglés?

Me quedé pensativa, por la pregunta totalmente random que me hizo, lo miré y asentí con la cabeza. Volví a lo mío: los árboles.

Por fin el semáforo cambió.
Crucé la calle y el hombre conmigo:
- Yo hablo inglés poquito.... aprendí bien.
- "Ah"
- La verdad es que a mi me gustaría hablar francés, ha de ser bien bonito, pero bien complicado. ¿Usted que opina?

"Supongo que sí" mientras seguía caminando. El hombre no se separaba de mí y comenzó su historia:

- Había una holandesa en mi pueblo que aprendió a hablar muy bien el "lacandonmi"*

*el no sé qué desmadre porque como no sabía qué y por qué no se desaparecía de mí, no le entendía. El hombre hablaba y hablaba en lengua nahualt o esa rara, me dijo que hablaba dos dialectos y quién sabe qué me dijo en ellos. Me contó que era de Chiapas, que se había ido de mojado a los estados unidos donde aprendió a hablar inglés. Me habló sobre su padre borracho, que una vez intentó matar a su mamá con una escopeta, mientras discutían.
A él le dio miedo. Lo vio y decidió nunca tomar (eso dice él).

Prosigue contando y hablando de su vida y de lo mucho que extraña Chiapas.
- Es muy bonito. Bueno, gracias. Yo aquí me voy ¿Tú cómo te vas?
- Caminando, tengo ganas de pensar.
- ¿Por qué estas malita de la cabeza?

Le dediqué mis oídos 15 minutos y me trató como loca por ser amable y escuchar, una cosa de locos entre desconocidos, i guess.
Debe tener razón, pero igual me regaló 15 minutos de una realidad que aunque no la conocía no la había escuchado de alguien que la hubiera vivido realmente.

Me preguntó si estaba casada, le dije que por supuesto que sí. Y le mando sus más sinceras felicitaciones a mi invisible marido.

Concluyó con un: "¿Y no tienes una amiga?"

Me reí, me fui y concluí con un: "Sí, definitivamente sí estoy loca".

Pd. No aprendí nada y ustedes tampoco.

Wednesday, December 29, 2010

A medias

Siempre he tenido la costumbre de dejar todo a medias. Leer a medias, ver de reojo, medio comer, medio empezar, medio, medio. Dejarte a medias, con ganas y sin terminar.
Con esas ganas de tirármelo todo en cara, pero un momento, que te he dejado a medias solo por el placer de no ver cómo acabas.
¿Que por qué soy así? bueno es fácil, he desarrollado un placer oculto por no ver finales, no me importa si son tristes o felices, simplemente no verlos y pensarlos como a mi imaginación le gustaría que pasara. Es decir si al terminar de leer un libro en la hoja final estuviera esa carta que nunca leí y la dejaste justo en la hoja final de ese libro que nunca terminé. ¿Te imaginas la historia? Entonces tendría sentido que si nos vemos en la calle tú agaches la mirada y yo siga como si nada. Ya sabes drama - drama como el las novelas y yo sin enterarme. Tendría sentido pensar que soy una mojigata por quitarme antes de que tu termines sobre mí. Tú justificándome y yo riéndome por dentro esperando que un día te quite la mala imagen, o no.
Entonces si hubiera terminado todo como debería, el destino estaría marcado por su propia naturaleza de terminar lo que se empieza, pero si no lo terminamos, existen miles de probabilidades de cambiar ese final que no se escribe.
¿será?

Monday, October 25, 2010

22

La bienvenida al mundo viene con una nalgada del médico que te recibe. Es la palmadita de la suerte, es la primera advertencia de que la vida te pega porque sí y llorar es nuestra primer reacción al mundo.

Lloramos al nacer, lloramos al despedirnos y la vida se nos va en gotitas de agua salada. Llorar es un placer culpable, es liberarse de la adrenalina, es exprimir el engaño, las sensaciones nauseabundas, las alegrías acumuladas, es sentirse conmovido, es dejar salir al “ternurita”.

Llorar es lo que nos recuerda que también sentimos, que somos vulnerables, es un jalón de orejas a nuestro ego de invencibles.

Llorar no sólo es humano, es completamente animal, es una reacción natural que si es sustituida cambia su significado. Llorar por lo irremediable, sí. Pero reír de felicidad, reír de tristeza, reír de miedo, reír de nervios, reír cuando te caes, reír cuando te levantas, reír de las negativas, reír porque pasaste un mal rato, sí; porque no son nada comparados con los buenos que ya tienes vividos y los que faltan por vivir.

Pd. No, no estuve leyendo caldo de pollo para el alma.

Thursday, July 01, 2010

La neta es que pasando el tiempo uno se vuelve bien intolerante con todo lo que le rodea.
Por ejemplo me he dado cuenta de que odio a mi vecina: la de los tacones altos y sus manos de mantequilla donde todo se le cae y a cada rato se escucha en el techo de mi depa "tlic, tlic tloc, ploc" No entiendo cómo le hace para levantarlo una y otra vez. Porque digo si ya ves que tu habilidad no es levantar las cosas que se te caen, pus es mejor que se arrastre y ponga mesas al nivel del suelo, o sea es una opción según yo muy favorable: "arrástrate biatch".
La odio tanto.
A veces he pensado que nadie en su sano juicio puede levantarse a las 2 de la mañana y andar en tacones. O sea neta, será de esas personas de la vida galante o será que a mí me falta más glamour. No sé.

Pasó el tiempo y un día descubrí algo importante.
Un cable se atravesó por mi ventana me asomé y venía del piso de arriba (sí del depa de la vieja que odio) de repente se asoma un niño.
-(risa jodona) ahaha quería ver hasta dónde llegaba el cable.
Oh vaya un científico... me surge la idea de preguntarle:
- ¿Ese es tu cuarto?
-(risa jodona) hahahaaha Sí.
O sea... la vieja que yo odiaba, la vieja manos de mantequilla del 407, la maldita, la tarada, la que se la caen las cosas 10 veces y batalla para levantarlos, la puta, la "glamurosa", la biatch!!!. no era otra más que un niño de 11 años al que le gusta ponerse tacones cuando no está su mamá.
Holly shit!!!!

Thursday, February 18, 2010

Normita



Por si no recordaban a éste singular personaje.

Sinopsis by Tulio

Alejandra manejaba mientras me contaba alguna historia sobre perritos que podían respirar bajo el agua o sobre peces que vivían en la tierra.

No lo recuerdo bien.

Lo que si recuerdo bien es a un tipo moreno, gordo, de bigote y pelo corto, volteando hacia atras de su carro al mismo tiempo que no hacía alto. El ruido del vidrio volando y del alumino doblándose. El grito de Alejandra y el silencio que le siguió a cuando apagó el carro.

"¿Estás bien?" le pregunté.

"Sí".

"¿Señor, esta bien?" le pregunté al tipo que nos acababa de chocar.

"Sí" dijo con la voz quebrada.

Las llamadas a los tipos del seguro fueron hechas. Las llamadas a los familiares también.

El tipo gordo se fue a la banqueta. Me pareció verlo llorar.

Tal vez se asustó mucho - pensé en un principio. Estaba equivocado.

La razón por la que el tipo de unos cuarenta años y unos ciento veinte kilos estaba llorando venía gritando por la banqueta con los brazos en alto. Vivía ahí cerca. La seguía su señora madre tratando de calmarla.

El celular de Ale y su magnífica función de grabadora de voz, los dejarán escuchar y conocer a un personaje bastante singular y explosivo: Normita.

Dramatis Personae:
Normita - Esposa de el tipo que nos chocó y personaje principal, que rantea en contra de su suegra que tanto odia.
Mamá de Normita - La señora que trata de calmar a Normita.
Ale - La morra que se ríe y habla en voz baja.
Tulio - El tipo que se escucha por ahí y el "muchacho" que dijo que iba volteando para allá.

Cómo ser la peor persona del mundo o algo parecido.

Y sé que es algo difícil si tomamos en cuenta de que vivimos en la era de Trump y de Peña Nieto. Pero pon tú, que este es tu máximo su...